El tercer restaurante de La Mamona de Grupo Lalala es inaugurado en Madrid

La Mamona Pozuelo cuenta con una espectacular terraza en plena Avenida de Europa 16, que gracias a su diseño permite disfrutar de ella y de su gastronomía en cualquier época del año

El Grupo Lalala acaba de inaugurar su tercer restaurante de mismo nombre, La Mamona, situado en el corazón más vivo de Pozuelo de Alarcón. Se suma a los restaurantes situados en Castellana y Chamberí y es uno de los espacios más llamativos y versátiles de la zona donde se puede disfrutar de deliciosos platos tanto en comidas como en cenas.

Gracias a su propuesta gastronómica, a sus diferentes espacios y a su salvaje interiorismo, es un lugar idóneo para disfrutar desde las primeras horas del mediodía hasta bien entrada la noche. Cuenta con Dj Session todos los viernes y sábados para hacer las noches de lo más divertido. Situada en una de las calles con más ambiente, diversión y movimiento de Pozuelo, La Mamona ofrece comidas, aperitivos, cenas, afterworks y una gran carta de coctelería de autor. La baraja es bien amplia con el objetivo de que el cliente pueda disfrutar a cualquier hora. El objetivo con La Mamona es el de proponer una experiencia diferente a sus otras líneas de restaurantes, siendo esta una más animada (con zonas de fiesta y cabina de DJ incluida) y de más alta gama.

Su carta de comida cuenta con tortilla vaga con foie y queso gallego San Simón, atún rojo de Balfegó con patatas fritas y huevo campero, ensalada César con lechuga viva terminada en mesa, jarrete glaseado con salsa gastrique y puré de patata estilo Robuchon, arroz meloso de pulpitos y gambas o rigatoni relleno de rabo de toro y carbonara trufada entre otros.

El spot definitivo para disfrutar a cualquier hora del día

Con una decoración llamativa y rompedora donde no falta la vegetación, y unas distribuciones pensadas para habilitar diferentes tipos de interacciones, la Mamona Pozuelo promete marcar un antes y un después en la vida de las personas que trabajan o viven en las zonas colindantes, y de cualquier madrileño que busque un lugar donde disfrutar de una cocina mediterránea honesta, sin adornos ni artificios, donde el respeto por el producto queda latente en cada plato. Una propuesta con elaboraciones pensadas para el disfrute, que son perfectas para compartir, y donde la diversión tras la comida o la cena está siempre asegurada.

La idea de este local de más de 200 m2 es mantener el espíritu y la estética de La Mamona y de sus locales «hermanos». Cuenta con un salón interior muy acogedor y una enorme terraza exterior que juega el papel de salón en invierno y de terraza en verano. Los materiales usados son la madera de roble, azulejo, telas coloridas y una iluminación especial y cuidada para darle importancia a la zona del DJ.

La parte exterior, la terraza, es la parte más grande e importante del local. Destacan sus toques tropicales, un suelo claro con mucha luz, telas divertidas y mobiliario de madera. Sin tanto colorido como en el interior, ya que el toque se lo da la fachada, entera de azulejo verde. También destacan unas lámparas especiales de color verde con flecos.